Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

La Batallona de Somiedo

Ya estoy de vuelta de tierras asturianas, muy contenta por el fin de semana tan bueno que hemos pasado allí y sobre todo por el resultado de la carrera de hoy.  Como sabéis, se trataba de mi estreno en la distancia de media maratón, con el plus de tratarse de una carrera de montaña.

A las 9 de la mañana, varios autobuses nos recogían a los casi 600 corredores para llevarnos desde Pola de Somiedo hasta el Alto de la Farrapona (1708 m), punto de salida de la carrera.

969313_10201496907293342_2050628727_n

Los Trivagos a punto de darlo todo

En el alto del puerto el ambiente es fantástico, muchos piques y pullas entre asturianos y leoneses (en plan sanote, eso sí) y discursos de los capitanes de ambos equipos para arengar a sus tropas: nada más ni nada menos que el ultrafondista Salva Calvo por León, y la atleta olímpica y plusmarca española en media maratón Rocío Ríos por Asturias.

A las 10:45 dan la salida y comenzamos la aventura con una bajada de casi un kilómetro que nos dejará a los pies de las primeras rampas importantes. El calor aprieta y mucho, pero más que el calor me preocupa el flato asesino que me ataca ya desde estas primeras zancadas y que se quedará conmigo hasta la mismísima línea de meta. No me sorprende, estoy acostumbrada a correr con él, de hecho, tendré que dedicarle un capítulo aparte a este indeseable compañero de fatigas.

El entorno es espectacular a lo largo de todo el recorrido, pero muy especialmente en la primera mitad de carrera, con pistas y senderos que suben, bajan y serpentean por un paisaje de alta montaña salpicado por varios lagos y praderas donde pasta el ganado.

car--366

Foto de 2012

En el kilómetro 9, segundo avituallamiento de carrera, nos encontramos con una desagradable sorpresa: no quedan naranjas, ni plátanos, solo alguna manzana y nada de agua. Nada de agua, con el calor infernal que estamos pasando… Menos mal que tengo mi bidón, habrá que administrarse bien, por si acaso. Me tomo un gel, unos traguitos de agua y a seguir con estoicismo, llevándome media manzana cogida al vuelo.

Hasta el kilómetro 10 me encuentro bastante incómoda por el fuerte flato, intento aprovechar las subidas caminando para acompasar la respiración y relajar un poco el diafragma, pero en cuanto llegan las bajadas, ataca de nuevo bien fuerte. Pruebo todos los trucos conocidos y ninguno funciona.

1016926_10200188924981726_2085738244_n

A la espera de las fotos oficiales, esta es una de las que van apareciendo por internet

A partir del kilómetro 10 empiezo a encontrar un ritmo más cómodo, a medida que vamos descendiendo de las cumbres hacia el valle. En el avituallamiento del kilómetro 15 tenemos agua en abundancia, así que aprovecho para tomarme otro piscolabis en forma de gel,  unos tragos de agua,  recargar bidón y refrescarme bien.

A partir de este punto, el flato sigue presente, pero afloja un poco, así que empiezo a correr mucho más cómoda, a un ritmo suave pero constante. La parte final de carrera, que era la que más temía por no haber corrido nunca una distancia tan larga, al final se convierte en mi parte favorita. Último avituallamiento en el kilómetro 20, con ducha de manguera incluida (cómo se agradece). Ya no queda nada, solo descender hasta el pueblo. Corro, corro, corro y los últimos kilómetros se me pasan volando.

A escasos 300 metros de la meta, me encuentro una bonita sorpresa: mi pareja y nuestro amigo, que entraron en meta hace rato, han venido a animarme y grabarme un vídeo. ¡Menudo subidón! Me dan una fuerza tremenda con sus ánimos.

1001883_10201496913773504_2085039439_n

Último esfuerzo

Miro mi crono, quiero entrar por debajo de tres horas cómo sea y voy muy justa de tiempo. Estoy cansada, pero aún tengo fuerza en las piernas y no me duele nada. ¡Llegó el momento de apretar los dientes! Una pequeña recta, giro a la derecha y ya veo el arco de meta. Abro los brazos a tope, saco la sonrisa de oreja a oreja y paso bajo el bendito arco en un tiempo de 2:57:34. ¡Lo conseguí!

941211_10201499334634024_609463619_n

Recorrido

Mi ruta en Wikiloc :http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4804484

Mi GPS me marca 22.44 kilómetros, 582 m D+ y 1588 m D-. Es una carrera de perfil descendente, pero también tiene fuertes repechos y no hay que olvidar cuánto machacan las piernas las bajadas. Ha sido dura, pero me lo he pasado en grande. Cómo me gusta correr por la montaña…  Aún me queda mucho por aprender y entrenar, pero es un deporte que me encanta.

Nos quedamos una hora más en torno a la meta, animando al resto de corredores y cuando llega el último clasificado la ovación es tremenda. Imposible no emocionarse, qué buen ambiente, qué deportividad. Al final ganaron de nuevo los asturianos, y eso que estos vascos lo dieron todo por Léon… en fin, otra vez será.

1005101_10201496915773554_1718476352_n

Bañito junto a las sidras puestas a enfríar

Rematamos la jornada con un buen baño en las aguas gélidas del río, que viene fenomenal para descargar los músculos tan maltratados, y unas cervezas bien fresquitas para rehidratar y reponer hidratos ñejeje. Una duchita en las piscinas del pueblo (podíamos usarlas gratis todo el fin de semana, jacuzzi incluido, bien por la organización) y vuelta para casa.

Cansada, pero feliz, satisfecha por el trabajo realizado, hoy ha sido un gran día.

Anuncios

12 comentarios el “La Batallona de Somiedo

  1. David Santurtzi
    8 julio, 2013

    La verdad es que estuvo perfecto el día! disfrutando del paisaje, del ambiente, de los senderos técnicos y de las pistas rápidas!
    El calor se soportaba bien con la velocidad parece que lo notas menos.
    2014 habrá que volver!

    • Virtxo
      9 julio, 2013

      Sí, yo también me he quedado con ganas de repetir. Y el año que viene, a recortar un poco de tiempo.

  2. Amaia
    11 julio, 2013

    ENHORABUENA!!!!! Vaya etapon que te has metido…encima 22km…con calor…flato…tienes que estar muy contenta…a mi me costo muchísimo la distancia de la Media Maraton.
    Guapísima la carrera!!! ademas la Farrapona junto con el Angliru son mis puertos favoritos, así que si nada ni nadie me lo impide el año que viene no me la pierdo…..
    ZORIONAKKK !!!!!

    • Virtxo
      11 julio, 2013

      Estoy muy contenta, la verdad. No me extraña que te guste La Farrapona, yo no conocía esa zona y he venido enamorada.
      Pues el año que viene, ya sabes, a correr por Somiedo!!!

  3. lideazkue
    12 julio, 2013

    Zorionak, Virtxo! Menudos paisajes, qué maravilla!

  4. Pingback: Entreno semanal | Virtxo no para

  5. Pingback: Fotos de La Batallona | Virtxo no para

  6. Pingback: Un 2013 a la carrera | Virtxo no para

  7. hector bango
    17 marzo, 2014

    apuntado este 2014, voy de novato espero poder acabar bien y con una experiencia tan buena como la tuya

  8. Pingback: La Batallona 2014 | Virtxo no para

  9. Pingback: Un capítulo acaba y comienza el siguiente, pero la historia continua | Virtxo no para

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 7 julio, 2013 por en Carreras, Corriendo en montaña.
A %d blogueros les gusta esto: