Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

Explorando Xtreme Lagos K21

El sábado pasado nos acercamos a Asturias para explorar el recorrido de la carrera de montaña Xtreme Lagos de Covadonga, que de disputará el próximo 21 de septiembre en Picos de Europa, en las distancias de ultra, maratón y media maratón. David ya está inscrito en la K42 y yo estoy dudando si participar o no en la K21. Me imaginaba que esta carrera sería bastante distinta a las otras dos carreras de montaña que he probado, por eso quería saber de antemano a qué tendría que enfrentarme.

Si os interesa, el track que utilizamos está disponible en Wikiloc: 21.92 km, 2813 m desnivel acumulado (1360 m D+ / 1453 m D-).

Comenzamos la aventura en el parking de El Repelao, desde donde se dará la salida el día de la carrera. Desde aquí hasta la Basílica de Covadonga la aproximación es muy suave y corrible, con algunos tramos de escaleras.

IMGP1125-001Pero una vez que tomamos la pista de tierra, comienza lo interesante: unos 7 kilómetros de subida cada vez más fuerte, en los que iremos salvando gran parte del desnivel positivo de la prueba (1360 m D+ en total). Esta primera parte, por lo tanto, es la más dura. Pero a cambio del esfuerzo, disfrutaremos de unas hermosas vistas a medida que ganemos altura.

IMGP1126-001

Dejamos la niebla de la mañana abajo en el valle.

XTREMELAGOS

Pocos tramos donde correr, pero subimos al máximo que dan nuestras piernas.

En estos primeros kilómetros por el entorno de Peñalba, vamos encontrando diferentes terrenos y paisajes, salpicados también por algunas bordas, que nos ofrecen un poco de sombra donde parar a beber agua y mordisquear unas barritas de cereales. El calor empieza a apretar…

XTREMELAGOS1

Algunos senderos donde hacer una carrerita.

Se confirman mis sospechas y voy descubriendo a cada paso de dónde le viene el nombre de Xtreme a esta carrera jajaja La ruta es muy técnica, tanto por el desnivel que tiene, como por el terreno que vamos pisando. Incluso en aquellas zonas más llanas que permiten correr, hay que tener mucho cuidado y buenos reflejos para ir saltando las piedras que afloran en los senderos. Si se pierde la concentración es muy fácil torcerse un tobillo. En uno de los muchos pasos de vacas que hay, aparentemente secos y duros, de pronto se me hunde el pie casi hasta la rodilla. Bufff… qué será esto con barro, después de unos cuantos días de lluvia, no me lo quiero ni imaginar.

IMGP1140-001

Las famosas piedras tuerce-tobillos.

IMGP1141-001

Bajadas fuertes para ir espabilando los cuádriceps.

Otro factor a tener en cuenta es la vegetación. Suponemos que el día de la carrera, el monte estará bien desbrozado y acondicionado, pero nosotros nos encontramos con bastantes zonas cerradas por la maleza. Algunas veces, incluso llegamos a perder el camino entre helechos y argomas. Por no hablar de la cantidad de arañas que vamos recogiendo y las garrapatas que intuimos entre tanta exhuberancia vegetal jajaja

IMGP1148-001

Bienvenidos al paraíso de las arañas y las garrapatas.

En la zona de Ñajuentes y Xeriz hay un buen tramo de pistas donde, por fin, comenzar a correr con más soltura. Pero enseguida retomamos los senderos. Además aún nos esperan algunos tramos fuertes de subida, aunque sean tramos más cortos, algunos de ellos complicados entre piedras.

A medida que pasan las horas sigue apretando el calor y, aunque llevamos buenas reservas de agua, en las zonas más expuestas al sol resulta asfixiante. Poco a poco nos vamos remangando la poca ropa que llevamos  y acabamos echando unas risas con nuestros modelitos de “pelotari” porque acabamos medio en pelotas jajaja

IMGP1145

Poco a poco nos vamos aproximando a Següencu, un monte fácilmente reconocible por tener en su cima un repetidor de TV. El track nos indica una subida que no conseguimos localizar entre la vegetación tan crecida, así que decidimos continuar por la pista y retomar el camino en la cumbre.

Una parada para avituallarnos en el mirador y empezamos a descender siguiendo el largo cresterío de este monte. Es un sendero bastante cómodo y bonito para correr, pero a medida que vamos perdiendo altura el camino se va cerrando entre helechos cada vez más grandes. Algunos de ellos me llegan a la nariz y al final se hace imposible correr, hay que ir apartando las ramas con las manos para ver dónde se pisa. Probablemente el día de la carrera esta zona estará desbrozada y se podrá correr sin dificultad, pero hoy resulta muy complicado. Una pena.

XTREMELAGOS2

Bajando de Següencu.

Al final de este descenso, el recorrido corta la carretera en un punto algo complicado. Es un talud de piedra bastante vertical, donde hay que tener mucho cuidado para no caer hacia adelante. De todas formas, en un vídeo de otras ediciones, he visto que el día de la carrera este paso está acondicionado con un cable para evitar accidentes. Pero si vas de exploración, toca agarrarse a las piedras y sálvese quién pueda jajaja

XTREMELAGOS3

Poliki poliki eta kontu handiz.
Despacito y con cuidado.

Seguimos bajando por un sendero muy directo y bastante empinado que a mí no me gusta mucho, la verdad. Se me cargan mucho las piernas de tanto retener y eso que está la tierra seca, no hago más que pensar cómo se pondrá esto de barro cuando llueva y ya me imagino rodando ladera abajo jajaja

Pero lo peor aún estaba por llegar. Seguimos avanzando por el sendero y nos vamos internando en una zona que cada vez se cierra más entre la vegetación, tanto que en un punto acabamos perdiendo la referencia del camino y nos encontramos rodeados de argomas y en un punto de no retorno. Podemos ver algo más abajo un depósito de agua por el que sabemos que pasa la ruta, así que no nos queda más remedio: debemos atravesar este bosque de argomas cual jabalíes jajaja sin detenernos a pesar de las heridas que nos vamos haciendo con las dichosas espinas.

XTREMELAGOS4

Una liana improvisada para llegar hasta el pie del talud.
Cuando no se tienen piernas largas,
hay que agudizar el ingenio.

Sobrevivimos a este pequeño percance y comenzamos de nuevo a subir por una pista, animados pensando que serán los últimos metros ascendentes antes de comenzar la prolongada bajada hasta Cangas de Onis. En este tramo, encontramos una granja con una manguera y aprovechamos para darnos una buena ducha refrescante y recargar nuestros bidones, que ya veníamos racionando el agua desde hacia rato. Hace un calor infernal.

Estoy cansada, pero aún tengo fuerza en las piernas y la ducha me ha dejado muy fresquita y optimista. Así pues, pongo velocidad de crucero en mi motor diesel y tipi-tapa tipi-tapa van cayendo los últimos kilómetros corriendo ya hacia la civilización.

Después de 4 horas hacemos entrada triunfal en Cangas de Onis y me encuentro tan bien que no paro de correr hasta llegar al punto más alto de su famoso puente romano. Para mí esta es la meta del día.

IMGP1163-001

Momento subidón, casi como en carrera jajaja

Compramos bebidas  frías y nos vamos a dar un chapuzón (también muy frío) en las aguas del río Sella. Cuesta un poco entrar, el agua corta la respiración, pero viene fenomenal para descargar los músculos así que allá vamos.

IMGP1164-002

No hay bikini, así que ¡alehop! con ropa y todo.

La conclusión de cara a la carrera no la tengo clara. En unas condiciones como las de hoy, con terreno seco, y sabiendo que el monte estará más limpio y por supuesto balizado, creo que sí me animaría a hacerla a pesar de ser tan dura. Porque es muy dura, vaya que sí: muchos metros de desnivel y pocas zonas corribles al 100%, al menos para mi nivel, por la dificultad técnica. Pero pienso, como ya he dicho antes, en un día de lluvia, con terreno embarrado y no sé qué tal me encontraría. Desde luego, habría que llevar bastones, que en muchas zonas del recorrido pueden ser de gran ayuda.

Respecto al tiempo en carrera, aunque algo siempre se puede recortar, sobre todo cuando no tienes que preocuparte de ir buscando el camino, estaría cercano a las 4 horas seguro. Así que me plantearía hacer un sub-4 y tan contenta. En cualquier caso, el recorrido es espectacular y ha merecido la pena venir a conocerlo, he disfrutado muchísimo de esta salida.

En fin, aún tengo tiempo para pensarlo.

De momento, este puente nos vamos a Pirineos en busca de nuevas rutas. Quizá allí tenga una inspiración jejeje.

Anuncios

4 comentarios el “Explorando Xtreme Lagos K21

  1. David Santurtzi
    23 julio, 2013

    Todavía con las piernas arañadíiisimas!! jajaja.
    Muy bien contado todo.
    +1 para q t animes a correr la k21! 😉

    • Virtxo
      23 julio, 2013

      Las piernas de un corredor de montaña tienen que ser así, llenas de heridas de guerra jajaja

  2. Amaia
    27 julio, 2013

    Muy bueno lo de ir a reconocer la carrera…el sitio espectacular!!!!…la bajada tiene pinta de chunga…desde luego no es de las que a mi me gustan!!!pero porque al final te pasas mas tiempo mirando al suelo que corriendo jajajajaja..
    Yo siempre llevo bastones cuando se que no es corredera…te evitas algún disgusto y sobre todo no te carga tanto muscularmente!!!!
    Con fresco mucho mejor pero todavía en Septiembre puede hacer mucho calor….
    ANIMO!!!!!

  3. Anónimo
    30 septiembre, 2013

    Yo la corri!!! Una pasada el paisaje y el ambiente!!!

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23 julio, 2013 por en Carreras, Corriendo en montaña, Rutas.
A %d blogueros les gusta esto: