Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

Trail running Eretza

El sábado David y yo hicimos juntos una ruta de trail running muy bonita, aunque dura, como parte de mi entrenamiento para la aventura de Chiva. Ir con él me ayuda a exigirme bastante más que cuando voy sola, hacemos más kilómetros, con más desnivel y por senderos más técnicos.

Hicimos una ruta circular partiendo de Peñas Negras, subiendo al Eretza (887m), bajando al Regato y de nuevo ascenso a Peñas Negras. Nuestro GPS indicó 22.23 km y 1276 m D+ en 3:57. Podéis descargar en track en Wikiloc.

Hacía casi 2 meses que no corría por monte, así que no estaba en mi mejor momento, pero poco a poco espero ir mejorando. El caso es que la ruta me gustó mucho y sobre todo me gustó llevar tan buena compañía.

Además estrenaba material: los bastones que me compré el otro día en 4trailrunning, a los que ya les he buscado acople en la mochila (quedan perfectamente sujetos con estas gomas, no se mueven nada, ni los notas) y las Asics Fuji Trabuco que me compré en Andorra justo antes de hacerme el esguince, por lo que no había podido usarlas aún para correr. Con las dos cosas me encontré muy a gusto.

la foto

Desde Peñas Negras, empezamos a subir por las pistas que rodean el Ganeran por la izquierda, trotamos por una zona de campas y después bajamos por una rampa muy directa que mira directamente al Eretza.

ala foto (6)

Esta bajada me pareció bastante incómoda porque tiene mucha pendiente, tengo que aprender a soltarme un poco más en zonas como esta, porque pierdo muchísimo tiempo bajando y además se me cargan mucho las piernas de tanto retener.

la foto (7)

Después corremos un buen tramo de pista suave y enseguida afrontamos las fuertes rampas que ascienden a la cima del Eretza. Justo en esta subida, comienza a llover y el viento tiene tanta fuerza que la lluvia nos hace daño en la cara. Cuesta bastante avanzar y baja mucho la temperatura, así que paramos a ponernos los chubasqueros. Con mucho trabajo por lo molesto del chaparrón y la fuerte pendiente, llegamos a la cima y hacemos una foto rápida. No está el tiempo como para deleitarse con las vistas…

la fotvo (9)

Bajamos por el cortafuegos, una rampa odiosa con mucha inclinación. En el primer tramo lo paso realmente mal, tengo que ayudarme con los bastones y aún así bajo muy despacio y haciendo muchas paradas. Se me cargan mucho los cuádriceps (el dolor aún me dura hasta hoy), desde luego, las bajadas no son lo mío. Tengo que entrenarlas más.

Después la pendiente va suavizando y se puede caminar con más soltura, aunque aún no me atrevo a correr. Poco a poco también deja de llover y al llegar al barrio de Saratxo, paramos para guardar los chubasqueros y comer algo.

Pasamos un tramo de hormigón que después se convierte en pista y vamos trotando en bajada. Al llegar a un cruce, tomamos hacia la derecha, en suave ascenso, hacia la zona de Peñas Blancas. Enseguida encontramos una pista a mano izquierda, con un cierre que hay que saltar.

la foto (10)

A medida que vamos descendiendo hacia el Regato, la pista se convierte en un sendero con bastantes lajas de piedra que, después de la lluvia que ha caído, están muy resbaladizas. Me voy frenando, con poca confianza, me tuerzo un par de veces los tobillos y al final acabo cayéndome en una de las piedras. La cosa no fue grave, solo una fuerte culada y el brazo derecho lleno de arañazos de zarza.

Al llegar al Regato, nos esperan los últimos 7 kilómetros en subida para retornar a Peñas Negras, así que vamos ganando altura poliki poliki. David va muy fresco, pero a mí ya me faltan fuerzas, tengo que dosificarlas bien. En los últimos kilómetros la pendiente se suaviza bastante y volvemos a correr algunos tramos, trotamos muy despacio y cada zancada es un tormento para mí, estoy agotada. Pero la cabeza me dice que tengo que correr aunque las piernas no quieran, así es como funciona en las carreras. Tengo que acostumbrarme a estas sensaciones.

la foto (12)

El paisaje y algunos pasos muy bonitos, ayudan a distraerse un poco del dolor. Tengo las piernas de madera.

la foto (15)

Ayer domingo, las agujetas fueron terribles y aún me duran hasta hoy. Señal de que el entrenamiento fue “efectivo”.

Esta semana tenemos la carrera de Somosierra, que yo me planteo como otro entrenamiento. Mi único objetivo será entrar dentro del tiempo límite (3:30), familiarizarme con el nuevo material que estoy utilizando e ir acostumbrando las piernas a tiradas más largas. Este deporte me encanta, pero es duro, duro, duro… Me queda áun mucho por aprender y por sufrir jajaja

Anuncios

3 comentarios el “Trail running Eretza

  1. Anónimo
    30 septiembre, 2013

    Tu puedes con las agujetas y con lo que te echen solo necesitas entrenamiento y ganas ,y de esto ultimo vas sobrada.

    • Virtxo
      30 septiembre, 2013

      Pues sí, por lo menos ganas no me faltan, algún punto fuerte tenía que tener jeje
      Gracias por tu visita y comentario.

  2. Anónimo
    16 octubre, 2013

    Bonita ruta y bastante mas durita de lo que te crees!!!!!

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 30 septiembre, 2013 por en Corriendo en montaña, Entrenamiento, Rutas.
A %d blogueros les gusta esto: