Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

Objetivos

Estoy convencida de que la vida no es otra cosa que una sucesión de objetivos, algunos empiezan siendo solo sueños, pero en cuanto reunimos el valor suficiente para ponerles nombre, lugar y fecha, en cuanto tomamos la determinación de trabajar en una sola dirección, se convierten en objetivos reales y ya nada nos parece imposible. Y cuanto más esfuerzo ponemos en ellos y cuanto más luchamos en el camino, más dulce es el sabor al alcanzarlos, más grande la alegría, más profundo el aprendizaje, más hermoso el recuerdo que nos dejarán para toda la vida. Incluso cuando tropezamos en ese camino y debemos aceptar un doloroso fracaso, la sensación de logro no se diluye del todo, porque desde el momento en que decidimos intentarlo alcanzamos a entrever un pequeño atisbo de victoria. La victoria de los soñadores.

1385864_232790903542079_1422633027_n

Por eso, hoy quiero hacer una entrada diferente en este blog. Un relato dedicado a mi compañero en la vida, una persona que sueña y lucha, aunque en ese camino haya tenido que enfrentarse a muchos obstáculos, incluida la incomprensión de muchos que solo saben preguntarse “¿Por qué?” en vez de “¿Por qué no?”

Soñar un Maratón

¿Recuerdas por qué empezaste a correr? Seguro que sí, hay una historia única y diferente detrás de cada corredor. Pero en el fondo ¿no son todas iguales? Cuando la mordedura es fuerte, ¿no es el mismo veneno el que recorre sus venas? Ahora está en las tuyas, ya no hay vuelta atrás.

Después de algún tiempo acumulando kilómetros, pueden ser días, meses, años, de pronto algo se despierta en tu interior. Esa cifra mítica empieza a sobrevolar tus pensamientos. Sí, exactamente esa. Esa cifra que es una promesa de alegría y dolor, de miedo y esperanza, miedo al fracaso, esperanza de gloria. Sí, exactamente esa.

4… 2… 1… 9… 5… 4… 2… 1… 9… 5… 4… 2… 1… 9… 5…

Se convierte en el código que cifra tus sueños. Y en el código que algún día los descifrará. Solo tú puedes comprender ese círculo vicioso que, a partir de este momento, se convierte en el motor de tu vida.

Horas, kilómetros, más horas, más kilómetros… zancada, respira, zancada, respira… no cuentes, no pienses… más horas, más kilómetros… Horas de esfuerzo, horas de trabajo después del trabajo, horas robadas al sueño, horas que no pasas con ellos. Horas de sufrimiento, dolor, frío, viento, lluvia, granizo, sol, calor, sed, dolor, dolor, dolor.

Entrenas sin descanso, todo tú convertido en pies, pulmones, corazón. En tu cabeza solo hay sitio para un sueño, esa cifra que llena todos tus pensamientos, cuerpo y mente trabajando a su servicio.

Algunos entienden tu lucha, luchan contigo, les duele tu dolor, valoran cada paso que vas afianzando. Otros no entienden, no quieren entender, se muestran al fin: “es demasiado, estás loco, eso no sirve para nada, no me interesa escucharte, me aburres, te obsesionas”. Se van apartando de tu camino. Quizá realmente nunca estuvieron en él.

¿Una obsesión o un sueño? ¿Acaso no es lo mismo? ¿Acaso se puede vivir sin sueños?¿Acaso es merecida la recompensa sin esfuerzo? ¿Pero cómo van a comprender quienes jamás soñaron? Son ellos quienes viven un poco menos.

Al fin llega el momento, llega el día en que esa cifra, ese sueño, se materializa bajo tus pies golpeando el suelo:

4… 2… 1… 9… 5… 4… 2… 1… 9… 5… 4… 2… 1… 9… 5…

4… 2… 1… 9… 5…

42.195.

42 kilómetros 195 metros.

Lo que ocurre a partir de entonces es difícil de expresar, no hay palabras ni cifras que abarquen ya tal grandeza.

Ese dulce sabor, esa cálida emoción, es tu recompensa a tanto esfuerzo, sacrificio, constancia y dedicación.

Es tu batalla, es tu triunfo, es tu gloria. 

La victoria de los soñadores.

Porque tú tuviste el valor de soñar algo grande,

tuviste el valor de soñar algo mejor.

945434_10201077496368331_1358456641_n

Tuviste el valor de soñar un maratón.

Anuncios

8 comentarios el “Objetivos

  1. David Santurtzi
    9 octubre, 2013

    muchos no entienden la busqueda de un sueño y ni siquiera entenderán lo que cuentas aqui debido a la ignorancia! pero yo lo entiendo y me mola! gracias!

  2. Celina
    10 octubre, 2013

    Genial entrada, lo describes perfectamente!

    • Virtxo
      10 octubre, 2013

      Gracias guapa, tú lo sabrás mejor que nadie, eres de las que han sentido “la mordedura” eh? jejeje

  3. Anónimo
    10 octubre, 2013

    Yo tenia claro que Davi era de los que cuando quiere algo lucha por ello sin descanso pero tu lo has descrito tan maravillosamente que me he emocionado, sois tal para cual, continuad siendo como sois y luchando por esos sueños que al fin y al cabo son GANAS DE VIVIR. OLE POR MI CUÑADO Y POR MI HERMANA.

    • Virtxo
      10 octubre, 2013

      Gracias hermana, esto lo escribí porque aunque parezca mentira, a veces hay que aguantar mucha incomprensión y muchas críticas por dedicarle tu tiempo a esto. Y David sabe muy bien de qué hablo. Hay que respetar que cada uno viva su vida como quiera y que sea feliz haciendo lo que le gusta, sobre todo cuando con ello no haces daño a nadie. Aunque no compartas los gustos de esa persona, hay que respetar. Un beso 😉

  4. Pingback: Conoce al runner blogger. Entrevista a Virtxonopara

  5. Yolan de Sope
    31 enero, 2015

    Desde luego que si no hay un objetivo o sueño en el futuro la vida se puede convertir en un sinsentido, Virtxo. Yo ahora estoy en un estado catatónico y sin ningún objetivo, reto o sueño en el futuro medio-largo. Admiro la convicción que tienes de no tirar la toalla en los malos momentos así como buscar posibles objetivos y sueños a cumplir. Ojalá consigas todo lo que te propongas y sueñes. Me alegraré por ti.

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 9 octubre, 2013 por en Carreras, Motivación, Relatos.
A %d blogueros les gusta esto: