Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

Cascada del Purgatorio

El domingo pasado, durante nuestro fin de semana en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (así mejor, eh Buru?) teníamos previsto participar en una marcha montañera para la que ya estábamos inscritos, pero a última hora y vía email nos avisaron de que era imprescindible el uso de frontal para atravesar un túnel de 3km, algo que nadie nos informó en el momento de la inscripción. Total que allí estábamos, sin frontales y sin muchas ganas de atravesar túneles, con los paisajes tan fantásticos que teníamos alrededor. Así que decidimos cambiar de planes y rematar el fin de semana haciendo otra ruta de trail running por los alrededores de Rascafría.

En la casa donde nos alojábamos tenían unos folletos turísticos de caminos y rutas de senderismo y una de ellas nos pareció bastante chula para pasar la mañana. En realidad, haríamos la suma de dos: el camino que va del pueblo al monasterio de El Paular y el que se dirige a la Cascada del Purgatorio, en dirección al puerto de Morcuera.

Por cierto, la buhardilla Tejo que alquilamos es una auténtica maravilla: 30m2, con cocina-comedor-salón, dormitorio y baño. Una decoración preciosa, todo en madera, calentito y muy acogedor. Hemos estado como reyes y por 75€/noche, que no está nada mal, teniendo en cuenta que el domingo te dejan salir a las cuatro de la tarde, con lo cual se aprovecha todo el fin de semana. Hotel Rural El Valle en Rascafría, 100% recomendable.

IMG_4281

Desayunamos prontito y bien contundente, nos abrigamos hasta las pestañas y salimos a disfrutar de un día sano, como decimos por el norte (osea, soleado pero frío fríooo).

IMG_4283

Empezamos al trotecillo, para entrar en calor, porque las piernas están un poco tocadas del día anterior y además con el frío parecen de mármol. Hasta llegar a la zona de Las Presillas (área recreativa) el camino es todo llano, pero a partir de aquí comenzamos una larga subida, que nos conducirá a través de un bonito robledal con vistas a la sierra. Al ser bastante tendida, consigo hacerla corriendo al trote, ¡bien! David se adelanta un poco, pero no le pierdo de vista en ningún momento, estoy muy contenta porque cada vez aguanto más trotando en las subidas, es una sensación muy gratificante no tener que caminar en cuanto se inclina la pista. 

IMG_4342

Tras una corta bajada llegamos al nivel del río, que debemos atravesar por unas piedras. A partir de aquí empieza la parte más bonita de la ruta, un sendero entre bosque, con bastantes piedras y raíces que va remontando el curso del agua entre paredes de roca cada vez más altas, lo que nos hace intuir que la cascada está cerca. En el último tramo, donde hay cada vez más piedras y de mayor tamaño, encontramos algo de hielo y tenemos que caminar con mucho cuidado para no resbalar. En esta zona se nota una gran diferencia de temperatura, hace mucho frío, sin duda varios grados bajo cero, aunque no tenemos forma de saberlo.

IMG_4345 IMG_4346 IMG_4347

Finalmente llegamos a la cascada, donde encontramos a una familia de senderistas, así que aprovechamos para pedirles una foto. La vista a la cascada es preciosa, un lugar muy relajante, pero hace tanto frío que nos comemos unos plátanos para meterle chispa a la vuelta y arrancamos a correr enseguida para no quedarnos fríos.

IMG_4349 IMG_4354 IMG_4355

El camino de vuelta se hace muy corto ya que, excepto un corto repecho, ahora vamos todo en bajada.

IMG_4361 IMG_4363

Al llegar de nuevo a Las Presillas decidimos innovar para no regresar por el mismo camino de El Paular que transcurre junto a la carretera y que por eso no nos había gustado mucho. Vemos una pista a mano derecha y confiamos en nuestro sentido de la orientación, por la dirección que lleva y viendo que es una zona de fincas, seguro que tiene comunicación con el pueblo. Y el instinto no nos falla, regresamos a Rascafría por esta pista sin ninguna pérdida.

Yo voy muy contenta porque he corrido muy cómoda y, como siempre que salgo a correr con David, me ha encantado compartir con él la ruta. Siempre bromeamos con que él es mi liebre, porque me fuerza a correr más rápido, y yo soy su tortuga, porque le obligo a ir más lento. Así que el trato nos conviene a los dos jajaja

Sin embargo, cuando faltan unos 3 km para llegar al pueblo, empiezo a acusar el cansancio acumulado del día anterior y empiezo a flojear. Le pido a David que bajemos un poco el ritmo, así que vamos trotando suavecito, pero cada zancada empieza a costarme un esfuerzo enorme. No tengo energía, quizá me ha faltado comer algo más y beber más agua, pero con este frío no apetecía nada y ahí está el fallo, hay que hidratarse bien aunque haga frío. A ver si me lo meto en la cabeza.

Así que los últimos kilómetros los corro a disgusto y por pura cabezonería. Empiezo a pensar “todo lo que sufras hoy de más, será lo que sufras de menos en Chiva” jajaja osea, el tipo de mantra friki que me repito a mí misma cuando me estoy viniendo abajo. Pero oye, a mí me funciona.

Al final nos sale una rutilla muy maja de 17km en 2 horas y con un desnivel de +321m, que después de los 25km que nos metimos ayer con bastantes tramos sobre nieve, no está nada nada mal.

Ruta en Wikiloc.

Un fin de semana bien aprovechado, de esos que te dejan buen recuerdo. Una pena tener que marcharse, me quedaría en Rascafría una semanita bien a gusto, puliéndome todos los caminos y senderos de la zona. Pero otra vez será, siempre hay que dejar algo sin ver para querer volver a un lugar.

IMG_4350

Agur Rascafría!

Anuncios

6 comentarios el “Cascada del Purgatorio

  1. Esqueri
    30 noviembre, 2013

    Bien hecho Virtxo, buscando alternativas y en este deporte, sólo que estemos cerca de la montaña las tenemos. 🙂

    Impresionante las imágenes, que gozada poder correr rodeado de esta estupenda vegetación.

    Felicidades por la entrada!

    • Virtxo
      1 diciembre, 2013

      Gracias Jordi! La verdad es que nos encantó el paisaje de por allí, nos quedamos con ganas de más!

  2. Kiss After Running
    1 diciembre, 2013

    Vaya Virtxo, cada vez me llama más esto del trail. El fin de semana que viene prometo empezar.
    Como bien me has aconsejado, algo sencillo sin demasiado desnivel, así que si el tiempo acompaña (vamos, si no llueve a mares) lo probaré.
    Ya te contaré mis sensaciones.
    Me encantan todas vuestras fotografías. Los lugares son impresionantes.

    • Virtxo
      14 diciembre, 2013

      Pues anímate y verás que no te arrepientes, al principio es más duro que el asfalto pero es muy gratificante y a la larga menos lesivo también. Correr en contacto con la naturaleza para mí es una pasada.

  3. Buru
    12 diciembre, 2013

    jajajaja mejor Parque Nacional? no sé…. eso casi que es cosas de política… a las montañas es difícil ponerles nombres o etiquetas o clases…. no crees? se debería cuidar todo como si fuera un parque natural o mas 😉 pero debería de salir solo sin tanta tontería. jajajajaja la Sierra a secas mejor 😉
    Oye!!!!!… cuando vuelvas otro día al final me vas a tener que enseñar tu cosas a mi… en esa cascada nunca he estado…..
    Mola el trato que tienes con David…. tortuga – liebre…. si algún día me lleváis, vais a saber lo que es el trato saco de cemento jejejeje

    • Virtxo
      14 diciembre, 2013

      Pues que razón tienes y qué poco respeto se ve a veces en la montaña, por desgracia. Deberíamos respetarla sin necesidad de leyes que la protejan.

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 29 noviembre, 2013 por en Corriendo en montaña, Rutas, Viajes.
A %d blogueros les gusta esto: