Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

Sorpresa en Miranda de Ebro

El pasado domingo 6 de abril corrí la última carrera hasta la fecha, un trail de 24,5 km y +1100m en la 3ª Carrera por Montaña Miranda de Ebro (Burgos), mientras David y otros compañeros de equipo disputaban la distancia 35K.

Y la sorpresa llegó, tal como dice el encabezado, porque en esta carrera sería yo quien terminaría subida al podio. Algo que no me esperaba, por verlo tan lejos de mis posibilidades, pero por eso mismo la sorpresa y la ilusión fueron dobles. Es la primera vez en mi vida y en mi corta trayectoria como corredora que mis pies se subían al cajón, una experiencia que nunca imaginé llegar a vivir y que dudo que se repita, pero aquel día tuve la suerte de estar en el lugar adecuado y en el momento exacto. Así que había que aprovechar la oportunidad y vaya que la aproveché…

10155130_10200825273432428_3119457270863304055_n

Por la mañana, mientras esperábamos a que dieran la salida envueltos entre una espesa niebla, comencé a hacer mi habitual recuento de corredoras y esta vez me pareció ver menos mujeres que nunca, sobre todo descontando a las que llevaban el dorsal rojo de la carrera larga. No sabía cuántas exactamente correríamos la carrera corta, pero sabía que no éramos muchas. No quise hacerme ilusiones, pero pensé que era la carrera ideal para intentar pegar el mordisco. Habría que ver cómo corrían las demás…

10156020_10200825269032318_8073651409427514424_n

La salida fue bastante rápida y esta vez conseguí no quedarme tan descolgada en la cola, como me pasa habitualmente. Intenté concentrarme en la carrera y poner atención a las chicas que me iban adelantando. Así, pasados los primeros kilómetros, habiendo salido del pueblo y encarando ya las primeras subidas hacia la montaña, empecé a sospechar que estaba entre las primeras chicas de carrera, me parecía que era segunda, aunque no había forma de estar segura.

10153779_474475915987158_3050610669087691364_n

Poco a poco seguimos ascendiendo y superando la zona de niebla, lo que nos dejaría unas vistas espectaculares sobre el valle desde las cimas de Montefuerte y Peñalrayo.

1538822_10200821171849891_3781458009565097837_n 1622727_10200821204490707_4542515222706945443_n

En una zona de bajada poco antes de llegar al avituallamiento del km 10, me adelantó otra corredora y entonces supuse que estaba tercera. Al llegar al avituallamiento y ver que ella no había parado, seguí rápidamente la fila de corredores que giraban hacia la derecha, hacia una zona en forma de U, con una bajada corta y pronunciada y una subida muy fuerte justo después. La verdad es que me sorprendió mucho no ver a la otra corredora en esta zona ya que, por muy rápido que hubiera bajado, esta rampa obligaba a caminar y no me cuadraba no verla ni siquiera en la distancia.

En ese momento, el corredor que iba delante me hizo un comentario sobre lo mucho que aún nos quedaba y al responderle yo “bueno, a ti más, yo casi he hecho la mitad” él me respondió “¿cómo que la mitad? si vas a la carrera corta, el cruce estaba ahí atrás…” ¿¿¿QUÉÉÉ???

En ese momento comprendí por qué no había vuelto a ver a la otra chica, me había pasado el cruce donde se bifurcaban las dos carreras, que estaba en el avituallamiento anterior. Retrocedí al instante a toda velocidad, mientras otros corredores me gritaban para avisarme del error. Después de meterme en las piernas estos dos rampones de más, llegué al cruce y tomé la pista correcta, aunque incluso en ese momento me costó verla porque no estaba bien señalizada.

Era un pista ancha y rápida en bajada y al fondo pude distinguir a dos corredoras a las que no había visto en toda la carrera. Eso quería decir que me había quedado bastante atrasada, aunque no podía saber exactamente en qué posición porque no tenía ninguna referencia (después supe que me había reincorporado en sexto puesto). En un segundo tuve que decidir qué hacer, seguir la carrera a mi ritmo conformándome con la nueva posición o intentar contactar de nuevo con las corredoras de cabeza.

No tuve muchas dudas, aprovechando la pista empecé a esprintar al máximo que daban mis piernas, consiguiendo pasar a las dos chicas antes de entrar a un sendero más estrecho en zona de bosque, donde sería más difícil adelantar. La bajada por el bosque, curveando entre árboles, la hice a una velocidad de vértigo para mí. Solo pensaba que si en ese momento tropezaba acabaría estampada contra un árbol. Pero por detrás oía las voces de las dos corredoras y las notaba cerca, así que mejor no pensar y apretar.

Al salir del bosque y tomar un nuevo tramo de pista, conseguí abrir un poco de hueco y aproveché para tomarme un gel y recuperarme un poco. Pero enseguida pude distinguir al fondo a otra corredora que tampoco había visto antes, así que empecé a trotar en la subida que era suave y al acercarme a ella, oí como unos senderistas que estaban animando nos gritaban “¡tercera y cuarta!”. Ahora ya sabía exactamente dónde estaba y quedaban unos 10 km para meta, así que había tiempo para recuperar la tercera posición.

10007500_10200825393435428_4603597504081943507_n

Uno de los cientos de geles que tomé en esta carrera jajaja

Aunque acababa de tomar un gel, suponiendo que en breve empezaríamos otra subida fuerte, saqué otro de la mochila y me lo tomé seguido casi sin respirar. Me iba a hacer falta.

Empecé a correr hasta rebasar a la otra corredora e intenté mantener el ritmo para ir cogiendo toda la ventaja que pudiera antes de la subida fuerte. Poco después volvíamos a entrar en zona de bosque, con un sendero más estrecho y cada vez más empinado. Aquí ya logré distanciarme un poco y pasar a algún corredor más.  Y de pronto, al fondo entre los árboles, me pareció ver la camiseta rosa de la corredora que me había adelantado antes de perderme. Si era ella y conseguía contactar, podría meterme segunda.

Aunque estaba ya muy tocada por todo lo que venía forzando en los últimos kilómetros, decidí intentarlo aunque me costara tener que retirarme al final. Merecía la pena intentarlo. Así que empecé a apretar en la subida y poco después, con el corazón saliéndome por la boca y el estómago encogido de náuseas por el esfuerzo, lograba ponerme de nuevo segunda en carrera.

10170783_10200821265252226_3562221817246970170_n

El recorrido muy bonito, con unos bosques sorprendentes

A partir de este momento, la tendencia de la carrera fue descendente, en los últimos kilómetros de aproximación al pueblo, así que intenté coger un ritmo constante y aguantar, procurando abrir el mayor hueco posible antes de los dos últimos repechos. Tanto la gente que estaba viendo la carrera, como en los avituallamientos y pasos de control, me gritaban al pasar “¡segunda chica!” y eso me daba ánimos para seguir apretando.

Los últimos kilómetros fueron bastante duros porque empecé a tener los gemelos acalambrados, por eso al llegar al repecho del km 21, desde donde había bastante visibilidad hacia atrás, decidí aflojar un poco el ritmo en vista de que no podía ver ya a las otras corredoras.

Poco a poco fui bajando hacia el pueblo, completamente agotada por el esfuerzo realizado, pero contenta por no haberme conformado con quedarme atrás. Al enfilar la recta de meta, ya pude oír a Depa nombrándome como segunda clasificada y al público aplaudiendo. ¡Vaya sonrisa de oreja a oreja que se me debió poner! ¡No me lo podía creer!

La entrada en meta fue un subidón total, igual que el momento en que me nombraron para subir al podio, una mezcla de alegría, emoción y satisfacción por todo el esfuerzo invertido, por todo ese sufrimiento que al final tiene una recompensa. Porque disfrutamos mucho, pero en ese disfrute también se sufre. Quien corre lo sabe.

Mi posición en la clasificación fue 49/78 en la general y 2/6 en categoría senior femenina (¡llegué a ser la última antes de remontar!) con un modesto pero muy peleado tiempo de 3:03.

1975140_484325881690294_468095805_n

Una foto para enmarcar (por si no se repite jajaja)

Como ya he dicho al principio, no creo que vuelva a verme en otra ocasión como esta, pero ahora ya sé lo que se siente al pisar ese cajón con el que tantas veces soñamos, aunque sea en secreto, los aficionados a este deporte.

Ahora esta humilde y entregada corredora popular, ya puede descansar tranquila.

Anuncios

7 comentarios el “Sorpresa en Miranda de Ebro

  1. Manuel
    15 abril, 2014

    Muchas felicidades, tiene que ser total el llegar a meta y saber que subirás al cajón.
    Enhorabuena.

  2. Yolan de Sope
    15 abril, 2014

    Te entiendo perfectamente lo que tuviste que sentir, Virtxo. Yo también viví esa experiencia el año pasado y es inolvidable. Hiciste una pedazo de carrera memorable y tuviste tu merecida recompensa. Zorionak!! Verás como no es la última vez que subes a un podio.

  3. Gonzalo perez
    16 abril, 2014

    Hola campeona:

    me alegro un monton del resultado, estuve un rato por la zona, ya que vivo en Miranda, por si te veia, ya que sabia que ibas a correr, pero tuve que marchar.

    lo de perderte no te preocupes fue la tonica general ya que tengo un amigo que corrio la intermedia y como le indicaron mal termino haciendo la larga y estaba de una mala leche.

    Es un orgullo poder decir que tengo amistad con toda una subcampeona de una carrera de montaña.

    saludos y sigo tus andanzas

  4. Celina
    16 abril, 2014

    Pero menuda luchadora! Sin ese contratiempo podrías haber ganado incluso! Felicidades y a seguir disfrutando así!

  5. Rubén Álvarez
    16 abril, 2014

    Bueno Virtxo,

    Enhorabuena por tu primer podium. Estoy seguro que a partir de ahora vendrán más. Eres todo un ejemplo como embajadora y deportista EII, así que con tu permiso te agrego a mi lista de blogs favoritos y de esa manera te tengo localizada a través de mi blog.

    Nos vemos corriendo la Batallona (ya sabes que las sidras corren de mi cuenta).

    Un saludo,

  6. Johng525
    18 agosto, 2014

    I like this weblog very much so much good info. It’s a poor sort of memory that only works backward. by Lewis Carroll. beddkdebeded

  7. Pingback: Un capítulo acaba y comienza el siguiente, pero la historia continua | Virtxo no para

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 15 abril, 2014 por en Carreras, Corriendo en montaña.
A %d blogueros les gusta esto: