Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

Vivita y cojeando

Pues así es como me encuentro en este momento, vivita pero cojeando, con una lesión en las plantas de los pies que vengo arrastrando desde las vacaciones de Semana Santa, cuando estuvimos como cada año disfrutando del Pirineo en Sabiñánigo.

Al día siguiente de llegar, hicimos una ruta de trail running preciosa, corriendo desde Torla hasta la Cola de Caballo y regreso, en total unos 33 km por los espectaculares paisajes de Ordesa. Pero durante la bajada comencé a notar muchas molestias en la zona de los metatarsos, que se convirtieron en un dolor insoportable en los últimos kilómetros. Al llegar a Torla, apenas podía caminar con normalidad.

1534309_489591787830370_3573475746803009214_n

Momentos felices, subiendo hacia Ordesa

Tanto sufrí, que pasé el resto de las vacaciones haciendo otras actividades pero ya no volví a correr, tuvimos que variar un poco las rutas que llevábamos pensadas, para adaptarlas y hacer más bici, algo de senderismo, pero siempre con molestias e incluso dolor.

Así las cosas, no he vuelto a correr desde aquel día. Me tomé dos semanas de reposo relativo, es decir, nada de actividades con impacto, solo piscina, bici de spinning y gimnasio, tratando los pies con hielo, pomadas antiinflamatorias y plantillas de gel. Pero pasado ese tiempo y al remitir el dolor, salí a hacer una ruta de monte caminando para probar y el resultado fue nefasto: el dolor volvió a aparecer.

1975121_246346838903835_647103472151937612_n

Momentos tristes, sonriendo a la cámara pero a punto de llorar de rabia, no podía ni caminar sin dolor

En ese momento, la verdad, me vine abajo psicológicamente, porque vi con claridad que no estaría en condiciones de correr mi gran reto de 2014, la maratón de montaña de Los 10000 del Soplao, la carrera que llevo preparando tantos meses. Todas las carreras que he corrido hasta ahora, en mi mente no eran sino entrenamientos para ese Infiernu Cantabru con el que llevo soñando un año entero. Será el próximo 24 de mayo y, aunque me ha costado digerir esta realidad, ya he aceptado que este año no podrá ser. Lo primero es recuperarme bien de esta lesión y poder volver a correr sin recaídas.

Desde entonces no he vuelto a caminar ni a pedalear, estoy a dieta estricta de natación y gimnasio. Después de informarme un poco, he cogido cita en una clínica podológica para el próximo martes, donde espero que me diagnostiquen definitivamente la lesión, que tiene muchas papeletas para ser una sesamoiditis. Además me harán un estudio de pisada completo y supongo que unas plantillas adaptadas a mi problema. Mientras tanto, estoy tratando la inflamación y el dolor con cataplasmas de arcilla verde y harpagofito, Traumeel en pomada y comprimidos, baños de contraste, plantillas y parches de gel… y en definitiva todo lo que está en mi mano para acelerar el proceso de recuperación.

En este momento, ya no tengo dolor al caminar y puedo hacer con normalidad mis actividades cotidianas, pero sigo sin entrenar apoyando las plantas de los pies, porque sé que el problema sigue ahí y hasta que no lo solucione, cualquier impacto supondría un empeoramiento.

Después de unos días muy malos a nivel anímico, estoy empezando a remontar, como no puede ser de otra forma. La paradoja del deporte es así: la mayor fuente de felicidad cuando nos encontramos bien, pura frustración y sufrimiento cuando llegan las lesiones. Pero en estos momentos difíciles es cuando nos hacemos más fuertes. Hay que aceptar que las lesiones ocurren y buscar alternativas para seguir entrenando con seguridad y disfrutando del deporte.

Como todo hecho negativo en esta vida tiene una parte positiva, “gracias” a esta lesión me estoy reconciliando con la natación, ese deporte que tenía abandonado desde aquel traumático Triatlón de la Mujer cuando casi perezco ahogada en La Concha jajaja y también estoy exprimiéndome más en el gimnasio, haciendo muchas pesas que me encantan y dándole caña a la máquina de remo, que nunca me ha motivado mucho pero ahora estoy empezando a cogerle el gusto.  La necesidad obliga.

10259771_245197915685394_2529176969623431552_n la foto (2)

Sé que no podré correr en una temporada, pero espero seguir mejorando aunque sea lentamente para empezar a pedalear y sobre todo para volver a la montaña aunque sea caminando. Es lo que más echo de menos, subir a mi Serantes y a mis montes de Triano, porque el mundo visto desde arriba me gusta más, es mucho más amable y bonito, porque en las alturas siempre se respira mejor y aquí abajo me siento un poco afixiada. Pero todo llegará…

Copia de la foto (1)

Imagen del verano pasado, corriendo por el Serantes, tenerlo detrás de casa y no poder pisarlo…

Me despido con una foto que me encanta por lo mucho que significa para mí, en ella luzco orgullosa la camiseta del grupo de Deportistas EII de ACCU Catalunya. Como sabéis, padezco Colitis Ulcerosa desde 2006. Se trata de una enfermedad inflamatoria del intestino, crónica y actualmente incurable, al igual que la enfermedad de Crohn. Como socia de ACCU (Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa) siempre he seguido las actividades de la asociación a través de las redes sociales, pero muy especialmente las de ACCU Catalunya por el apoyo y seguimiento que hacen de los deportistas con EII. De hecho, hace poco se ha creado un grupo de Deportistas EII con el lema #nadanospara para dar visibilidad a nuestras enfermedades y promocionar la práctica deportiva para mejorar nuestra calidad de vida, algo que yo defiendo y de lo que estoy firmemente convencida. Por eso me siento orgullosa de pertenecer a este grupo, gracias a él estoy conociendo a gente maravillosa con la que compartir experiencias y una visión común de la enfermedad, desde un punto de vista positivo y proactivo. Compañeros y compañeras que piensan como yo, que el deporte nos hace más fuertes tanto a nivel físico como psicológico. Nosotros no elegimos nuestra enfermedad, pero sí podemos elegir cómo afrontarla. Medicación, dieta y deporte, este es el tratamiento global a nuestra enfermedad, estas son nuestras armas para luchar día a día contra ese enemigo que vive en nuestra tripilla y que nosotros llamamos “el bicho” por ponerle un poquito de humor. Miro esta foto y me da fuerza, pienso en tantos compañeros y compañeras que sufren, que se sienten incomprendidos, que tienen dolor, que están ingresados en un hospital, que tienen que someterse a cirugía… por todos ellos no podemos parar, hay que seguir trabajando para que nuestras EII se hagan visibles y algún día haya una cura para estas enfermedades.

10245560_245161195689066_2556273109935225620_n

Esto es mucho más importante que cualquier lesión que pueda llegar,

que cualquier carrera que se quede sin correr,

así que vamos a relativizar los problemas y a seguir hacia adelante.

Gracias a todos y todas, ya sabéis por qué ;-*

Anuncios

3 comentarios el “Vivita y cojeando

  1. Katia Jiménez
    11 mayo, 2014

    Ánimo, máquina…y dale al remo, que no veas si sirve para descargar furia, cuando el pie impide…jaaja! todo acaba pasando, antes o después…y tienes razón, estos asuntos obligan a relativizar las cosas…La paciencia y encontrarte con buenos profesionales son clave. ¿Te han hecho radiografías? Cuíiiidate, yo sigo en ello 😉

    • Virtxo
      14 mayo, 2014

      Hola guapa! Pues sí, habrá que seguir dándole a lo que podamos y relativizar, siempre relativizar, que a veces no vemos más allá de la lesión que nos ha tocado y realmente hay problemas mucho más graves a nuestro alrededor.
      Radiografías no me han hecho, porque no hay sospecha de fractura, así que no ha sido necesario. La inflamación ya ha desaparecido en el pie derecho y en el izquierdo poco queda. Ahora me harán unas plantillas y a reeducar la pisada poco a poco para que no me vuelva a pasar.
      Espero que tú también vayas mejorando un poquillo de lo tuyo.
      Estarás por El Soplao? Espero ver por allí a Gema y a ti también si te acercas y así nos conocemos en vivo y en directo jajaja
      Un besote.

  2. alejandro224
    5 mayo, 2015

    Hola,

    Me encuentro con una semasoiditis como tú y tus consejos me han sido de mucha ayuda. Cuanto tardaste en recuperarte? Yo ya voy para 6 meses y fue tras una caida

    Saludos

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 10 mayo, 2014 por en Lesiones, Motivación.
A %d blogueros les gusta esto: