Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

Mi primer Soplao

El sábado 24 de mayo fue un día grande. Como bien sabéis, por culpa de unos sesamoideos revoltosos, no pude hacer en condiciones la carrera para la que había entrenado y esperado durante meses, la que sería mi primera maratón de montaña, pero igualmente fue un día grande, porque fue mi primer Soplao y eso marca. Y porque después de digerir una rabia y una frustración enormes durante el mes anterior, cuando incluso dudaba poder caminar esa distancia, finalmente pude hacerlo y pude disfrutar de una gran experiencia, distinta a lo esperado, pero grande al fin y al cabo.

No haré una extensa crónica, aunque podría escribir durante horas de todo lo que viví, sufrí y disfruté aquel día, pero esta vez solo voy a hacer un balance de los pros y los contras de mi paso por Los 10000 del Soplao 2014. Vamos allá…

Aspectos negativos:

1. Por culpa de la lesión de sesamoideos, no pude correr la carrera para la que había entrenado. Si bien yo no soy una corredora de marcas, sino una humilde finisher, también es cierto que había entrenado muy duro para enfrentarme a esta distancia, aumentando progresivamente distancias y desniveles, con frío, lluvia, viento, cansancio… sudando la gota gorda, vaya. Y no poder correr la carrera tal como yo había planeado resultó muy frustrante y me quedó una extraña sensación de no haber debutado en la distancia de maratón. Siento que tengo una cuenta pendiente.

Aspectos positivos:

1. No pude correr, pero llegada la fecha me encontraba bien para poder caminar y eso me animó a participar en la carrera a pesar de todo. Gracias a mis nuevas plantillas, no tuve molestias de importancia en los pies (tampoco me hicieron ampollas como me había advertido mi podóloga) e incluso pude trotar algunos kilómetros a ritmo suave.

2. Pude disfrutar de la compañía de mis amigos Laura y Aguayo, lesionados también, que decidieron hacer la carrera caminando igual que yo. Fue una gran idea, lo pasamos en grande, vivimos una experiencia para recordar.

3. Salir sin ninguna presión en cuanto a tiempos, nos hizo disfrutar mucho más del recorrido, paramos cuando nos apetecía para contemplar el paisaje, hicimos muchas fotos, muchas risas, hablamos con la gente, nos pusimos morados en los avituallamientos… Fue como hacer una carrera a cámara lenta jajaja

4. Se me ocurrió comprar unos cuernos para hacernos unas fotos divertidas en la salida (por aquello del Infierno Cántabro y los infernales) y al final el trío de lesionados decidimos llevarlos durante toda la carrera. El cachondeo con el público fue enorme, nos dijeron absolutamente de todo y nos reímos un montón, por no hablar del aspecto estético que siempre es un plus (estamos monísimos con cualquier cosa, oye).

1509792_10203919543657737_5758823359159010119_n (1)

Los infernales al completo, grandes deportistas y mejores amigos, momentos antes de la salida. Los nervios a flor de piel, vibrando con el Thunderstrack de AC/DC…

10416967_10203954117202054_1604144039151335419_n

Actitud ante todo… y estilo, por qué no decirlo, mucho estilo… jajaja

5. Tuvimos una suerte enorme con el tiempo, hizo un día fresco y nublado, sin lluvia. El día ideal para caminar/correr.

6. Amigos y familia se acercaron a saludarnos y animarnos durante todo el recorrido, gracias Javi, gracias a mis suegros, gracias Ana… fue una gran motivación contar con vuestro apoyo.

10329308_618194378276831_4166667155045075349_n

Cresterío del Monte Aa, primeros km de carrera y ya de postureo jajaja

7. Todos conseguimos terminar la carrera, sin percances importantes (Laura llegó rebozada en barro, dice que se cayó, pero yo creo que quería hacer barroterapia, que esta madrileña está muy loca). Para mí fue todo un logro hacer la bajada del cortafuegos del Monte Aa (la mítica “bajada del queso”) en posición bípeda y no rodar cual croqueta humana.

10155344_865802653436025_3860949958097242212_n (1)

¿Pero esto qué es lo que es? Menos mal que estaba seco…

10000-soplao-2014-1400953107841

Y encima cuando nosotros llegamos, ya debían de haber tirado el queso… jajaja

8. Aguayo y yo entramos en meta en un tiempo de 8:18 para los 47.8 km +1800m, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta nuestro lamentable estado físico. No fuimos ni con mucho los últimos, como yo me temía. Cerca de 100 corredores cruzaron la meta detrás de nosotros. No está mal para unos diablillos lisiados…

DSC_2175 (Copiar) (1)

A estas alturas nosotros reíamos, aunque nuestras piernas lloraban… Estábamos a punto de entrar en meta.

10426745_10203952740447636_7636946432686657713_n

Sobran las palabras, con nuestras pupitas a cuestas, pero llegamos…

10308101_10203919545497783_2141245922874097359_n

Grandes amistades forjadas en las carreras y que se mantienen a pesar de la distancia. Esta es Lauryta Gasss, una madrileña loca sin remedio. Derrochas buen rollo, alegría y sentido del humor, ¡me encanta como eres! Y tienes alma de ultrera, tú lo sabes…

9. Los nuestros hicieron un gran papel en la durísima prueba combinada (maratón+BTT). David logró un meritorio 4º puesto  y nuestro amigo cántabro Eusebio, el infernal de los infernales, logró subir al podio en 2ª posición, un sueño para él largamente acariciado y muy peleado. Nos alegramos infinitamente por él y por su mujer Ana, bellísima persona y fiel escudera en cada carrera. Verles sostener el trofeo mientras se besaban es un momento que lo explica todo. Enhorabuena una vez más, amigos.

10. Después de la carrera, nos pegamos una enorme mariscada en San Vicente de la Barquera. El broche de oro a un fin de semana de deporte, montaña, buenos amigos, retos, sueños cumplidos y muchas risas.

¿Qué más puedo añadir? A la vista está que el balance no puede ser más positivo.

Mis conclusiones están claras: Fue una gran idea participar en el Soplao a pesar de todo. Estoy enamorada de esta carrera y tengo una cuenta pendiente con ella. Ahora tengo un año por delante para curar las lesiones, seguir entrenando y poder tomar la revancha en el Soplao 2015. El Infierno Cántabro siempre estará esperándome…

Anuncios

9 comentarios el “Mi primer Soplao

  1. Celina
    4 junio, 2014

    Wow, me ha chiflado tu crónica! pese a las lesiones, todos habéis sabido sacar el lado bueno de esta situación y disfrutar un recorrido tan duro! preciosas las fotos, el buen rollo que transmitís y por supuesto, las ganas de volver, si quiero ir hasta yo!!!! bravo a tod@s, sois enorme!

    • Virtxo
      9 julio, 2014

      Pues apúntate Celina, te lo pasarías en grande, es una prueba preciosa… yo ya estoy contando los días que faltan para El Soplao 2015 jajaja

  2. Halfon
    4 junio, 2014

    Menuda crónica y que prueba, me parece que tendremos que ponerla en la lista de futuribles!!!

    • Virtxo
      9 julio, 2014

      Por supuesto! Una carrera que merece la pena vivir aunque sea una vez 😉

  3. Carmela
    4 junio, 2014

    Jajaja. Me has enganchado a ir a este tipo de pruebas, aunque no para el año que viene! ya habrá tiempo. Eres una máquina. Enhorabuena!

    • Virtxo
      9 julio, 2014

      Bueno, con tiempo y entreno a todo se llega eh? Anímate Carmela, lo pasarás en grande! Un beso

  4. Pingback: La Batallona 2014 | Virtxo no para

  5. Pingback: Galarleiz 2014 | Virtxo no para

  6. Pingback: Objetivos 2016 | Virtxo no para

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 3 junio, 2014 por en Carreras, Corriendo en montaña, Lesiones.
A %d blogueros les gusta esto: