Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

La Batallona 2014

Mes y medio sin actualizar el blog y no será por falta de historias que contar, pero se ve que cada día soy un poco más vaga. Veamos qué ha pasado en este mes y medio…

Después de participar en la maratón de Los 10000 del Soplao estando lesionada, seguí con la rehabilitación de mi sesamoiditis y poco a poco empecé a trotar de nuevo. Así cogí algo de confianza y decidí participar el 8 de junio en el Cross Alpino Sierra de la Demanda, carrera para la que llevaba tiempo inscrita. Craso error, no solo no pude correr apenas durante la carrera, si no que además la lesión empeoró y volvieron los dolores. Lección aprendida: aún era demasiado pronto, así que vuelta a hacer reposo y rehabilitación. Empezaba a subirme por las paredes…

Aunque en las siguientes semanas noté mucha mejoría, también me perdí las siguientes carreras del calendario, el trail de Riaza y la Races Trail Running de Vitoria-Gasteiz, esta última me hacía especial ilusión porque el año pasado fue mi primera carrera por montaña y quería superar mi tiempo, pero lo más sensato era seguir recuperándome.
Poco a poco, en las siguientes semanas fui retomando los entrenos y aunque mi nivel de forma estaba bajo mínimos, al menos la mejoría en la lesión era notable. Ni rastro de dolor o inflamación.

Así las cosas, decidí retomar las carreras en una cita muy especial: La Batallona de Somiedo. Otra carrera en la que ya había participado en 2013 y que me había enamorado, por sus paisajes y por su ambiente festivo.

Esta vez, nos juntamos con más gente del equipo y formamos una buena grupeta de vascos corriendo por León en tierras asturianas. Los “Trivagos” como siempre (David, Aguayo y yo), más Iñaki al que hemos convencido para conocer esta carrera.

El día anterior a la carrera, salí a trotar un rato por el tramo de GR205 entre Pola de Somiedo y Castro, un camino muy bonito y sencillo para estirar un rato las piernas. Al final cayeron 12 km a ritmo suave y contenta por la ausencia de molestias. El resto del día lo pasamos confraternizando a ritmo de sidra 🙂

10527553_266346206903898_3666068919414420931_n

Imposible resistirse a explorar un poco la zona.

Por la tarde, asistimos una vez más al Foro Batallona, presentación de la carrera y de los respectivos capitanes, en esta ocasión José Capitán por Asturias (hay que ver cómo toca la gaita este madrileño-asturiano)y por León una vez más el extraterrestre del mundo ultra: Salva Calvo. Esta vez nos recogemos prontito a casa, hay que guardar fuerzas para el día siguiente.

10494792_892848530731437_7033644719361940652_n

Representación del club con Salva Calvo, a ver si le sonsacamos unos truquillos para el sector de ultreros

El día de la carrera amanece frío, nublado y lluvioso, tal como esperábamos por las predicciones. Pero eso no impide que el ambiente previo sea excelente como siempre, aunque en el alto de La Farrapona no podamos disfrutar de las fantásticas vistas.

10438416_10203535109692370_5197599961024518509_n

Iñaki, el hombre sonrisa, ¡gran carrera hiciste compañero!

Después de las arengas y los himnos, a las 10:45 tomamos la salida entre una fina lluvia y una densa niebla, que afea bastante esta primera parte de la carrera en la que el paisaje es más espectacular. Una pena.

Aguayo coge ritmo y se despega, David se queda a correr conmigo (el día anterior había hecho un entreno muy fuerte de 50 km) e Iñaki se nos adelanta un tramo. En la zona de praderas tengo algo de flato, así que me cuesta coger ritmo.

La peor parte de la carrera fueron los kilómetros 6 y 7, la zona de sendero más estrecho que estaba en muy malas condiciones por el barro, lo que hizo bajar el ritmo y ralentizó muchísimo la carrera. Allí todo el mundo a caminar o mejor dicho a patinar, porque el barro se quedaba pegado a las zapatillas y los tacos no servían de nada. Pasamos esta zona como pudimos, agarrándonos a la escasa vegetación y bajando algunos toboganes literalmente de culo.
Pasado el avituallamiento del lago, el terreno mejora algo y también hay menos pendiente, así que volvemos a correr y a coger ritmo poco a poco. Contactamos con Iñaki y hacemos grupeta otra vez.

Poco después comienza claramente la bajada, por pista algo más pedregosa. Voy probando y me encuentro cómoda, ni rastro de molestias o dolor al pisar las piedras, así que voy soltándome poco a poco y me separo de David e Iñaki. De este punto hasta la entrada en meta hago la carrera sola, cada vez encontrándome mejor (como siempre, las segundas partes…) y con mejor ritmo. Tan solo en los 2 últimos kilómetros antes de llegar al pueblo tuve algunas molestias en las rodillas (lógico, en una carrera en la que el 90% es bajada) y algún amago de calambre en los gemelos.

Mi objetivo en esta carrera era rebajar el tiempo del año pasado (2:57) y lo consigo por los pelos, a pesar de haber corrido más y mejor, aquellos 2 km de barro tan lentos se han notado.
En la recta de meta, veo ya a mis amigos animando: Aguayo y Maite, la familia de Iñaki, nuestro compañero Gaizka que no pudo correr por lesión… Gracias a todos ellos por esos ánimos que siempre hacen tanta falta.

Al final 2:52 para los 22.5 km. Contenta por haber arañado unos minutillos al tiempo del año pasado, pero sobre todo feliz por haber podido correr de nuevo una carrera sin dolor. Poco después pisándome los talones llegarían David e Iñaki.

10336612_266730126865506_5597123262781967949_n

¡Festival de barro!

Rematamos la jornada con el tradicional baño en el río, que el año pasado fue para quitar el calor y este año más bien para limpiarnos las toneladas de barro que llevamos en los pies.

10399448_10204254040699954_3925932194151352693_n

El río está fresquibiris, fresquibiris, fresquibiris…

Y si hay algo tradicional en Asturias es la sidra, así que… ¡a escanciar guajes! Celebramos nuestra carrera con unas botellas de sidra que Gaizka nos tiene preparadas en meta, ¡esto es compañerismo!

10487511_266730586865460_4310468853931994263_n

Decir que estaba eufórica se queda corto… Rock’n’roll !!!

Aún tuvimos tiempo de ducharnos y ponernos guapos, antes de la entrega de premios y el momento cumbre de la proclamación de León como equipo vencedor por vez primera en las tres ediciones de La Batallona. ¡Ha ganado nuestro equipo! Así que nos llevamos unas botellitas de sidra como trofeo, ¡qué alegría! Hay una leonesa en la organización que hasta nos felicita y nos da las gracias en euskera “Oso ondo, eskerrik asko, Gora Euskadi!” jajaja

El año que viene si podemos repetiremos y hasta es posible que hagamos algún fichaje nuevo para las filas de León…

Antes de marcharnos, tuve la oportunidad de conocer en persona a Rubén (también conocido como Vientu Nordés), miembro del grupo de Deportistas EII de ACCU Catalunya (el grupo de deportistas con Crohn y Colitis Ulcerosa, al que ambos pertenecemos) y compartir con él las impresiones de la carrera. Un placer charlar contigo Rubén, espero que nos veamos en otra.

10491234_266732723531913_6156430151970366086_n (1)

Deportistas EII, nuestro lema “nada nos para”, demostrando que nuestras enfermedades son compatibles con el deporte

Un saludo también a Catalina, una asturiana muy maja que conocí en Ruiloba, que corrió mucho mejor que yo pero no pudo salvar a su equipo muahahaaa y a su hermana Covadonga, aunque al final no vino a la carrera. Y un besito para Adriana, otra asturiana a la que tenía muchas ganas de dar un abrazo, pero no pudo ser por unos problemillas de salud. Cuídate mucho y recupérate pronto, Mariadri, en la próxima nos vemos.

Como despedida, un bonito vídeo grabado por un corredor, Dionisio Ameal Pacheco, con el que compartí algún tramo de carrera. Mi aparición estelar en el minuto 9:29 con casi chapuzón en el río, ieeepaaa!!!

Contenta por estar de nuevo en acción, con mucha ilusión por seguir entrenando duro y la vista puesta ya en el siguiente reto: Maratón Alpina Galarleiz el próximo 20 de julio. No llegaré en las mejores condiciones por falta de entrenamiento, pero con llegar me doy por satisfecha, las ventajas de tener espíritu finisher…

¡Nos vemos en los montes!

Anuncios

5 comentarios el “La Batallona 2014

  1. Celina
    9 julio, 2014

    Y que no decaiga nunca ese espíritu finisher, a fin de cuentas, lo importante son esos momentos que nos regalan las carreras junto a los amigos, no las marcas! felicidades a tod@s equipo, me encanta como disfrutáis! a por Galarleiz!

    • Virtxo
      10 julio, 2014

      Claro que sí Celina! Para mí lo más importante es disfrutar de la experiencia, nunca seré una corredora de marcas, pero voy a disfrutar cada carrera como si estuviera ganando la UTMB jajaja

  2. Suso Carrillo
    11 julio, 2014

    Gran crónica, me alegro de que estés mejor de la sesamosuputamadredeloscojones!!!! A seguir disfrutando, de la sidra también 🙂

  3. Pingback: Galarleiz 2014 | Virtxo no para

  4. Pingback: Un capítulo acaba y comienza el siguiente, pero la historia continua | Virtxo no para

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 9 julio, 2014 por en Carreras, Corriendo en montaña.
A %d blogueros les gusta esto: