Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

Cambio de rumbo y… ¡a toda máquina!

Han pasado ya 2 meses desde la última vez que publiqué en el blog, hablando de la lesión que me llevó a dejar de correr. No han sido unas semanas fáciles, pero finalmente han pasado y con ellas podría decirse que he superado una especie de “período de duelo”.

Desde luego, no han sido 2 meses de inactividad, en absoluto. Más bien todo lo contrario, han sido semanas intensas de búsqueda, de reajuste, de probar actividades nuevas, de establecer nuevas rutinas, de cambiar el rumbo como dice el título de la entrada, pero siempre ¡a toda máquina!

Si algo tengo claro es que ya no concibo mi vida alejada del deporte, así que os contaré un poco en qué paso ahora mis días.

Caminar, caminar y caminar…

A veces tengo algunas molestias, pero siempre que la cadera lo permite, me encanta una buena caminata, así que salgo a caminar prácticamente a diario, a veces durante horas.

Cuando hay poco tiempo, una vueltecilla por urbano antes de ir a trabajar…

11407091_370494359822415_5195532645220933430_n

Con más tiempo y calma, la cabra tira al monte jejeje Aquí es donde mejor me encuentro, donde más disfruto, cada día me gusta más la montaña, sola o acompañada.

22018_357625427775975_2352003251471428050_n

Con amigos es más divertido, pero me encanta hacer rutas sencillas en solitario. Aprendo nuevos caminos, a orientarme mejor, a estar atenta a todo lo que me rodea, pienso en muchas cosas mientras camino, me relaja…

11423626_374155602789624_6229892663365954794_n

11539740_379038825634635_8986108766085875578_n

Como cuando salía a correr, solo que ahora el tempo es diferente y me permite apreciar otros detalles.

Fortalecer…

Cuando corría solía dedicar 1 día o 2 al trabajo de gimnasio. Ahora le dedico 4 días a la semana, 2 días de tren superior + abdominales y otros 2 días de tren inferior + core, variando las rutinas entre días y cambiándolas cada mes.

11295725_369659199905931_3661636129294545773_n

Además hago otra rutina específica para fortalecer la musculatura de la cadera. Noto que cuando soy constante con estos ejercicios, tengo menos dolor, así que estoy siendo muy aplicada.

FullSizeRender

Además me gusta el entrenamiento con pesas, siempre me ha gustado. Suelo hacerlo por las mañanas, antes de ir a trabajar, haciendo un doble desayuno (antes y después del gimnasio). Cualquier excusa es buena para desayunar 2 veces, ¿no creéis? jajaja

Yoga…

Es curioso como puedes llegar a una actividad de rebote y enamorarte de ella desde el minuto 1. Comencé a practicar yoga siguiendo las recomendaciones de la traumatóloga, casi como una práctica rehabilitadora, ya que además del aspecto mental (relajación, concentración, meditación…) también es un trabajo muy completo a nivel corporal (flexibilidad, fuerza, equilibrio, propiocepción…)

FullSizeRender (2)

Me apunté a las clases que daban en el polideportivo de mi barrio, clases de Hatha Yoga, muy básico y asequible para una principiante como yo. Acudí a la primera clase con una actitud bastante escéptica y hora y media después volví a casa con una sonrisa pintada en la cara.

FullSizeRender (1)

Además de las clases dirigidas con mi maestro (hora y media, lunes y miércoles), dedico algunas horas a la semana a practicar por mi cuenta todo lo que voy aprendiendo (tanto en clase como leyendo libros, artículos, viendo vídeos). Me encanta, sobre todo, practicar al aire libre, a primera hora de la mañana. Es una sensación increíble que te calma y a la vez te llena de energía para toda la jornada.

IMG_3383

El yoga ha sido todo un descubrimiento para mí, me aporta muchas cosas y quiero seguir practicándolo.

11350411_370002936538224_3117733305239796993_n

Poco a poco, se puede decir que voy haciendo algunos progresos…

Pedalear…

Y por partida doble, porque ahora tengo 2 bicis: mi vieja Orbea Teneré de BTT y mi nueva Orbea Avant H70 de carretera.

11221713_369057233299461_4057510912783684181_n 10460244_365104357028082_5312742231017857521_n

Con la bici soy bastante torpe todavía y a veces voy con miedo a caerme, me faltan muchas horas de rodaje, pero tengo un buen maestro y espero ir mejorando poco a poco.

11178234_358231311048720_933090365034009429_n

A veces me da pereza salir con la bici, requiere más tiempo y organización que otras actividades, pero al final siempre que salgo me divierto mucho.

11227527_369058969965954_1023063046707061098_n

Además pedaleando no tengo absolutamente ninguna molestia, creo que ahora mismo es el deporte que mejor me va. A ver si me aplico un poco más con los pedales…

Nadar…

Sin ninguna duda, nadar siempre ha sido el deporte que menos me gusta, el que más me aburre y además con esa connotación negativa de ser “el deporte que hago cuando estoy lesionada”.

11150254_356543584550826_7007898663719956185_n

Pero suele decirse que la necesidad obliga y así me está pasando a mí con la natación. Poco a poco le voy cogiendo el gusto, si bien es verdad que he tenido que recurrir a algunas tretas para motivarme (hasta me he comprado unos bañadores chulísimos, que ya se sabe que “la moda no incomoda” jajaja).

11143237_363508833854301_6939471569833971786_n

He pasado de tirarme media hora en la piscina para hacer 500 metros escasos entre soplidos de hastío, a nadar unos 2000 m de manera continua en algo menos de una hora. El ritmo es penoso, ya lo sé, pero no quiero emular a Michael Phelps, me conformo con lo que estoy consiguiendo: aprender a disfrutar del agua, no pelearme con ella, conseguir un nado fluido y relajante. La sensación al salir de la piscina es como cuando salgo de yoga, me siento flotar.

Aprender…

Siempre me ha gustado estudiar, en el sentido de aprender cosas nuevas, sea recibiendo clases o de manera autodidacta.

Hace bastante tiempo (a raíz de diagnosticarme la colitis ulcerosa y también cuando empecé a practicar deporte de manera asidua) empezaron a interesarme muchos temas relacionados con la nutrición y la cocina saludable.

Durante este tiempo he leído mucho, he consultado muchas fuentes de información y sobre todo he experimentado mucho en la cocina y es un tema que realmente me apasiona. Por eso me gusta compartir en Instagram algunas de las recetas que voy inventando o mi comida favorita del día, los desayunos…

11391395_369823639889487_2127354134632163711_n

IMG_4027 11403431_377098749161976_2104798685240413574_n

Este año decidí estudiar de manera reglada y me matriculé en el programa de formación abierta de la UNED, en el curso Nutrición y dietética: Planificación alimentaria, que me ha tenido ocupada desde enero a junio.

Pero sigo con ganas de aprender aún más, así que aprovecharé las vacaciones de verano para hacer otros 3 cursos durante el mes de julio:

Gastronomía y nutrición al servicio de la salud (UNED Ávila).

Alimentos, calidad y seguridad alimentaria (UNED Plasencia).

Actualización en nutrición y salud (Universidad de Cantabria, Laredo).

Además de interesarme el temario de los cursos, me darán la oportunidad de viajar bastante durante todo el mes y aprovecharé el tiempo entre un curso y otro para hacer una escapadita en solitario, un viejo sueño que llevaba años en mi cabeza y no me había atrevido a realizar. Ya lo tengo todo planeado y a mi regreso contaré aquí esta pequeña aventura.

*   *   *

Así es como paso ahora mi tiempo libre, todo ese tiempo que antes dedicaba a correr. Supongo que a pesar de toda la frustración y de alguna lágrima rebelde que todavía se escapa cuando veo gente corriendo, cuando voy a animar a mis amigos a las carreras o simplemente cuando paseo por esos lugares donde he pasado tantas horas entrenando… a pesar de todo eso, estoy descubriendo nuevas aficiones que llenan mucho mi vida.

A veces he pensado incluso en dejar de escribir este blog, que nació siendo el blog de una “corredora”, pero con el tiempo se ha convertido para mí en una especie de diario y aunque no lo actualice tan a menudo (ya no hay carreras que contar) me apetece seguir escribiendo de vez en cuando. Y me apetece seguir releyéndolo de vez en cuando. Permanece el continente, cambia el contenido.

Incluso empiezo a soñar con nuevos retos: viajes, travesías de montaña, pruebas de ciclismo, de orientación… hay muchas posibilidades y solo es cuestión de tiempo, constancia y entrenamiento llegar a conseguirlo.

Pero de momento, solo son sueños… dejemos que pase el tiempo…

Anuncios

9 comentarios el “Cambio de rumbo y… ¡a toda máquina!

  1. Celina
    2 julio, 2015

    Me encanta como has afrontado la situación y has convertido algo negativo en un montón de oportunidades para hacer otras cosas y seguir aprendiendo! A mí también me encanta el desayuno, jeje

    • Virtxo
      23 julio, 2015
    • Virtxo
      23 julio, 2015

      No queda otro remedio, hay que relativizar todo en esta vida, hay cosas 1000 veces más graves. Un beso guapa

  2. ahdelope
    2 julio, 2015

    Los cambios de rumbo siempre tienen algo de incierto, pero también abren nuevos horizontes.

    Felicidades por lo que estás consiguiendo y sigue contándonos.

  3. Laura
    2 julio, 2015

    Buenos días!
    He caído en tu blog, por comparticion de alguien en facebook. La verdad que lo he leído y me ha encantado tu forma de explicar y me capta que lo aportes con fotografias.
    Te animo a seguir así de animada en tus nuevos retos, diferentes pero no por eso menos interesantes!

    Un saludo!

    • Virtxo
      23 julio, 2015

      Hola Laura, gracias por tu comentario, me alegro de que te guste el blog.

  4. Alex
    2 julio, 2015

    ¡Mucho ánimo!
    ¡Que Virtxo no pare!

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 1 julio, 2015 por en Lesiones, Miscelánea, Motivación.
A %d blogueros les gusta esto: