Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

Historias de gordas y flacas

Supongo que hay personas que han tenido bici toda su vida y luego están otras personas como yo, para quienes andar en bici era cosa “de niños, en verano y en el pueblo”.

Entre mis recuerdos de infancia se encuentra una pequeña bici azul, heredada de no se sabe quién, con la que aprendí a andar sin ruedines un verano en el pueblo, dándole vueltas a un pozo y dos árboles que había frente a la casa de mi abuela.

Algunos años después volví a tener bici, de nuevo en el pueblo de veraneo. Una BH también heredada de no se sabe quién, pero a la que se le notaban los años y cierta mala vida. De ésta no recuerdo ni el color, porque decidí restaurarla lijándola entera y pintándola de negro, con lo que en mi familia se ganó con mucho recochineo el mote de Cucaracha. Y supongo que ahí nació mi manía de poner nombre a las bicis.

BH-plegable-azul1

Aunque no tengo fotos de aquellas bicis de la infancia, eran de la quinta de esta. Seguro que a muchos os traerán recuerdos…

Cucaracha era lo que se llamaba por aquel entonces una bici “de paseo” y sin cambios, así que las cuestas se subían pedaleando de pie hasta donde aguantabas y a partir de ahí empujando. Los frenos tampoco eran muy allá, así que las aventuras con los chavales del barrio estaban aseguradas.

Poco me duró esta bici, porque enseguida me quedó pequeña y además, llegando a la adolescencia, me dejaron de interesar las aventuras sobre ruedas. Durante muchos años, no volví a tener bici ni a echarla en falta, el deporte en general me daba alergia en aquella época de mi vida.

Siendo ya mayorcita y estando ya con David (él pertenece a ese primer grupo de personas que siempre han tenido bici y llevan pedaleando toda la vida), hicimos alguna salida esporádica con bicis prestadas de las que no guardo muy buen recuerdo, básicamente porque el balance me salía a caída por día. Y algunas bastante aparatosas, como la vez que me rompí el codo 1 semana antes de la evaluación final de 3º de carrera y tuve que hacer todos los exámenes orales porque con la escayola no podía escribir. Osea, que para mí  “bicicleta” era sinónimo de mucho dolor y marrones muy serios.

A mi torpeza natural había que sumar la falta de experiencia y una total ignorancia sobre el tema. Para mí los piñones eran los frutos del pino y las calas unas flores blancas preciosas. Sí, sí, sin exagerar. Y sin cachondeo. Que los que habéis tenido bici toda la vida os creéis que esto hay que saberlo desde siempre, pero no…

Sin embargo, David no cedía en su empeño de aficionarme a estas máquinas infernales, así que hace 6 años me regaló una Orbea Teneré, una bici de monte sencillita y de segunda mano, que siempre consideraré como MI PRIMERA BICI. Por ser la primera bici mía, mía y solo mía. Y ahí empecé a encontrarle la gracia al asunto…

11221713_369057233299461_4057510912783684181_n

Con esta Orbea, apodada Naranjita por razones obvias, fui haciendo más salidas, sumando kilómetros, aprendiendo a manejar los cambios, más tarde probando los pedales automáticos y en definitiva aprendiendo a andar en bici y empezando a disfrutar de ello. Aunque siempre rutas sencillas, sin desnivel ni complicaciones técnicas, poco más que bidegorris y vías verdes.

Cuando este año me vi en la necesidad de dejar de correr, la bici se me presentó como la principal alternativa para seguir practicando deporte. Y entonces, siempre aconsejada por David, empecé a buscar una bici de carretera ya que no me veía muy preparada para la BTT.

Así es como llegó a mi vida Flaqueta, una Orbea Avant H70, perfecta para aprender un poco más. ¿Y por qué ese nombre? Porque la primera vez que salí yo sola a pedalear con ella, fue precisamente en Catalunya durante nuestras vacaciones este verano en La Seu d’Urgell. Lo pasé tan bien aquel día con la meva flaqueta, superando por fin el pánico que me daba salir sola a carretera, que quedó así bautizada.

11900071_391206474417870_409475533948694757_n

Mi primer día sola con la flaca, explorando carreteras catalanas.

Con Flaqueta, aunque todavía no he hecho demasiados kilómetros, empecé a disfrutar cada vez más, cogiendo más confianza con los pedales automáticos, subiendo mis primeros puertos… Y viendo que soy capaz de hacer algunas cosas que no creía posibles, me empezó a picar el gusanillo de las ruedas gordas…

11203098_365275120344339_5724193991817398971_n

La Horca, Valle de Losa (Burgos). El nombre no podía ser más apropiado, llegué ahogadita jajaja

12063309_405924986279352_7097434103316538711_n

Morga (Bizkaia).

IMG_5653

Fuente las Varas (Cantabria). De ruta con mi suegro, un auténtico crack, sobre todo en BTT.

Una de las últimas rutas que hice con Naranjita fue la subida al Monte Corona en Cabezón de Sal, la primera vez salía de mi zona de confort con la BTT y, aunque sufrí bastante, me quedé con ganas de aprender más. Así fue como me planteé cambiar de bici de monte y comprar una un poco mejor, para empezar a usarla más en serio.

11227527_369058969965954_1023063046707061098_n

Saliendo del bidegorri… casi por primera vez.

De nuevo con la ayuda de David, empezamos a buscar otra Orbea (3 bicis he tenido y las 3 de esta marca, esto se llama fidelidad) y le echamos el ojo a la Alma H30, pero con muchas dudas porque se me salía un poco de presupuesto. Al final, aprovechando que mi cumpleaños fue por esas fechas, David me propuso regalarme “parte” de la bici y así los dos quedamos muy contentos con el trato.

Por otro lado, con un poquito de nostalgia, puse a la venta a mi querida Naranjita y tuve la suerte de venderla enseguida a una amiga, muy buena corredora de montaña, que también quiere empezar a pedalear, así que estoy muy contenta por saber que queda en buenas manos y que Susana la va a disfrutar tanto como yo.

12079586_406528096219041_1273149558080742502_n

Agur, Naranjita, fuiste una gran compañera de aventuras. Siempre te recordaré como mi primera bici.

Desde entonces, es decir durante el último mes, creo que he salido a andar en bici más que en los 37 años anteriores jajaja Recién llegada la bici nueva, nos subimos una tarde a estrenarla ni más ni menos que al monte Mandoia… que para muchos será un paseo, pero para mí resultó toda una proeza. Así que en recuerdo de aquella primera salida BBTera, mi nueva compañera de aventuras quedó bautizada como Mandy.

IMG_0291

El objetivo ya a la vista…

 

 

 

FullSizeRender (4)

En las últimas rampas tocó empujar.

IMG_0303

Cima del Mandoia… ¡Ni me lo creía!

Poco a poco voy cogiendo más fondo y más fuerza en las subidas, aunque mi punto débil sigue siendo la técnica y las bajadas, básicamente porque soy un poco miedosa. Sin embargo, no me preocupa, mi objetivo en este momento es simplemente aprender y disfrutar, no tengo ninguna pretensión más allá de coger un poco de práctica para poder participar en alguna marcha popular o salir a pedalear en grupeta.

12088245_410173192521198_1212251912898404238_n

Los Trivagos de nuevo en acción… ¡Ahora sobre ruedas!

10357248_405920222946495_229519836440999940_n

Castillo de Butrón, rutas con encanto con las flacas…

11178234_358231311048720_933090365034009429_n

Tengo el mejor maestro.

Nunca pensé que iba a disfrutar tanto con la bici, ni que iba a tener tanto mono de dar pedales. Y últimamente me pasa a diario, solo veo bicis y pistas ciclables por todas partes. Aunque no voy a negar que también sufro como un perrete chiquitín en cada subida, que me cago de miedo falta confianza en muchas bajadas y que me queda todo por aprender. Pero, mira, nadie nace enseñado y en ello estamos.

12185465_410175729187611_1723613905524183409_o

Primera galleta con la BTT y mucho me temo que no será la última. Qué le vamos a hacer…

IMG_028412249909_413610908844093_9131685867159019769_n IMG_7059

Jamás me habría imaginado que a falta de una bici, acabaría teniendo dos, a mis “tiernos” 37 años. Pero está claro que nunca es tarde para probar cosas nuevas y quién sabe si descubrir una nueva pasión.

IMG_7188 10460244_365104357028082_5312742231017857521_n IMG_5617 IMG_6982

Seguiremos pedaleando a ver qué pasa…

Anuncios

Un comentario el “Historias de gordas y flacas

  1. Roger
    17 noviembre, 2015

    Entretenida y genial historia! Gracias por compartirla!

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 17 noviembre, 2015 por en Ciclismo.
A %d blogueros les gusta esto: