Virtxo no para

https://www.facebook.com/virtxonopara

CHIVA 2015 No hay dos sin tres

Por tercer año consecutivo volvemos a Valencia para participar en la Carrera X Montaña Sierra de Chiva, por lo que ya empieza a convertirse en tradición en el puente de diciembre.

En 2013 fue la primera ultra de David y también mi primera prueba de más de 30 km. En 2014 repetimos con la intención de mejorar nuestras marcas y lo logramos. David terminó 10º en la 61K y yo 10ª fémina en la 34K, en una carrera muy popular y populosa. Lo que no sabía entonces era que aquella sería mi última carrera, pues poco después tendría que dejar de correr por la lesión de cadera que me acompaña hasta hoy.

La de Chiva es una carrera que nos encanta por muchas razones: el terreno, la belleza del recorrido, el clima tan bueno en diciembre, el ambiente con tanta gente animando y, sobre todo, la ocasión de saludar a los amigos valencianos.

FullSizeRender (2)

Vistas…

FullSizeRender (5)

Senderos valencianos disfrutones…

Por eso, cuando en los últimos meses empecé a sentirme con fuerzas para volver a correr, en mi mente se dibujó un objetivo claro: volver a correr en Chiva, retomar las carreras de montaña en el punto exacto donde las dejé, volver a colgarme el dorsal exactamente un año después y revivir tantas buenas sensaciones que añoraba.

Marta e Ibon, nuestros amigos de 4trailrunning, tampoco fallarían a la cita, de hecho gracias a ellos fue como conocimos esta carrera, ya que Marta es valenciana y su familia siempre nos recibe con mucha hospitalidad en su casa. Ibon ya había corrido antes la 61K, pero Marta no se decidía a probar en el trail de 34K.

Así fue como hablando del tema, entre bromas y no bromas, surgió la idea de formar una Coalición Eusko-Valenciana para correr juntas la carrera, teniendo en cuenta que sería a ritmo muy lento y con muchos tramos caminando, dado mi penoso estado físico, con la única pretensión de disfrutar juntas del recorrido y llegar juntas a meta pasase lo que pasase, olvidándonos de tiempos, ritmos y posiciones.

Enseguida encontramos una tercera aliada en Ana, otra valenciana a quien conocí este verano en la ultra Valle de Tena, donde nuestros chicos (David y Álvaro) formaron equipo también.

Así pues nuestra peculiar alianza quedó integrada por una vasca y dos valencianas, las tres arrastrando lesiones (rodillas, caderas y molestias varias) pero con la cabeza más dura que las piedras. Correríamos juntas esa carrera, aunque llegásemos las últimas a meta. 

12341491_418896524982198_525784931867909327_n

3 vascos (Ibon, David y yo) y 3 valencianos (Álvaro, Ana y Marta). Preparados para disfrutar y dar lo mejor de sí mismos. Perfectamente equipados gracias a 4trailrunning, muchas gracias, ¡mejor imposible!

Por fin llegó el día tanto tiempo esperado. David y Álvaro tomaron la salida de la ultra a las 7:00 y a las 9:30 nos llegó el turno a nosotras junto con Ibon quien, a pesar de tener dorsal para la carrera larga, prefirió acompañarnos en esta locura.

IMG_7765

Instantes antes de la salida, risas nerviosas y mucha impaciencia.

Música motivadora, cuenta atrás y… ¡Arrancamos hacia la montaña! 

Las horas siguientes fueron una colección de momentos, aunque hay que reconocer que no nos matamos precisamente a correr jajaja más bien trotamos suavecito, caminamos mucho, nos paramos a comer tranquilamente en cada avituallamiento, nos hicimos fotos, disfrutamos del paisaje, conversamos con la gente, nos reímos mucho…Avanzamos desde la cola de carrera e incluso en algún momento llegamos a tener cerca a los escobas, pero todo eso nos dio igual. No estábamos allí para lograr un buen tiempo, sino para cumplir otros objetivos más personales: debutar en un trail, probar una distancia más larga, revivir sensaciones, sacar algunas espinitas que dolían mucho, burlarnos de las lesiones por un día… Y sobre todo vivir juntas esta experiencia.

IMG_7784

Subidas elegantes…

IMG_7805

Bajadas de supervivencia… ¡sálvese quien pueda! jajaja

IMG_7773

Avituallamientos con estilo: “Las fenómenas” de Chiva, cada año sorprenden a los corredores con un disfraz diferente y muchas ganas de cachondeo. Gracias chicas!

 

IMG_7776

Postureo by the way…

12360216_419572528247931_8912194783478327670_n

Morrón de Gitam, el caramelito de Chiva, la roca que espera en el km 26 con su pendiente del 42% y su trepada final. Me encanta!!!

En los últimos kilómetros, justo cuando empezábamos a bajar hacia el pueblo, Ana tuvo una desafortunada caída y se hizo bastante daño en las manos además de magullarse todo el cuerpo (las caídas en Chiva, con terreno tan duro y pedregoso, suelen ser bastante feas). Acabábamos de pasar el último avituallamiento, así que decidimos parar un rato y pensar qué hacer, ya que a partir de este punto sería muy complicado recibir ayuda hasta llegar a Chiva. Tuvimos la buena suerte de que detrás vinieran unos corredores y uno de ellos llevara un pequeño botiquín de emergencia. Este chico le hizo una primera cura y nuestra Ana, algo más recuperada, con las manos vendadas y rojas de mercromina, decidió seguir adelante como una jabata. ¡Yeeeeee que dura que es la Aneta! 

FullSizeRender

La entrada en el pueblo fue muy emocionante, después de todo lo pasado y vivido (no solo aquel día, sino durante los meses anteriores) y aunque finalmente fuimos de las últimas corredoras en entrar en meta, la sensación de victoria fue indescriptible. Traspasamos el arco de meta con las manos entrelazadas en alto y al acabar nos fundimos en un abrazo, contentas y satisfechas por haber cumplido nuestro objetivo y por haberlo hecho como un equipo unido de principio a fin.

12289547_419100928295091_5839268711606666799_n

En aquel momento, esto fue lo que escribí en IG:

Hace meses una vasca y dos valencianas hicieron un pacto: Correrían una carrera de montaña formando equipo, cada una con sus propias lesiones y limitaciones, queriendo burlarse de ellas por un día. Su único objetivo era terminarlo y disfrutar juntas de la experiencia, corriendo hasta donde pudieran y caminando después. Hoy ese pacto se ha cumplido y han cruzado la línea de meta juntas, tal como tomaron la salida, a pesar de todo el cansancio, el dolor e incluso algún accidente sin consecuencias graves. Han cumplido su pacto desde la cola de carrera, pero sin rendirse ni fallarse las unas a las otras. Porque el equipo debe permanecer unido hasta el final pase lo que pase. Aneta, Marteta, Chiva ya es nuestra!
FullSizeRender (1)

Poco a poco vamos sabiendo qué tal les ha ido a los nuestros, parejas, amigos… Nos felicitamos mutuamente. David está muy contento, ha conseguido clasificarse ¡en 5ta posición! Menudo año que lleva… Álvaro, Carlos, Juanma, Davinia… vamos preguntando por todos y charlando entre risas, cervezas y platos de paella. Echamos en falta a Aguayo que este año no pudo venir.

Por tercer año consecutivo me llevo un gran recuerdo de Chiva, una bonita carrera entre amigos, mi peor carrera si hablamos de tiempos, la mejor si hablamos de experiencias compartidas e ilusiones recuperadas. La carrera que me ha devuelto la ilusión de volver a colgarme un dorsal y vivir una carrera desde dentro, aunque suponga hacerlo a otro ritmo y con ciertas limitaciones. Me ha liberado de mucha rabia y mucha frustración acumulada durante meses. Así que si no hay dos sin tres, puede que no haya tres sin cuatro… quién sabe…

IMG_7798

Cambiamos el tempo… ¡pero la música sigue!

 

Anuncios

Cuéntame algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 13 diciembre, 2015 por en Carreras, Corriendo en montaña.
A %d blogueros les gusta esto: